aguacate-5.jpg

Dieta cetogénica, un viaje de no retorno

  1. Adictos al azúcar y los carbohidratos
  2. ¿En qué consiste la dieta cetogénica?
  3. La dieta ceto es para ti si
  4. Un estilo de vida low carb
  5. ¿Cómo puedo comenzar en la keto?
  6. Alternativas a los alimentos convencionales
  7. Resumen

Los estudios demuestran que apostar por la calidad de los carbohidratos, reducir su cantidad, y aumentar las grasas buenas de manera importante es mucho más efectivo y saludable para la pérdida de peso que todas las dietas bajas en grasa que nos han recomendado.

Adictos al azúcar y los carbohidratos

Está demostrado científicamente que el consumo de carbohidratos y comida procesada provocan inflamación en nuestro organismo y muchos son responsables de innumerables intolerancias, además de ser la causa de digestiones pesadas y otros malestares asociados a procesos digestivos. A nivel hormonal, el consumo en exceso provoca indeseables picos de insulina.

Cada vez que ingerimos alimentos con alto índice glucémico, lo que ocurre en nuestro cuerpo es que se eleva drásticamente la glucemia en sangre, lo que conlleva una alta secreción de insulina, que es la hormona que segrega el páncreas y que se encarga de llevar los azúcares en sangre a las distintas células de nuestro cuerpo. El recurso que utiliza la insulina para almacenar esos azúcares que le sobra, es convertirlos en grasa y los almacena en ciertas zonas de nuestro de cuerpo. 

En resumen, nuestro cuerpo está constantemente usando glucosa como fuente de energía debido a que ingerimos altas cantidades de carbohidratos sin ser conscientes. Y además toda la glucosa excedente que no es capaz de utilizar, se almacena en forma de grasa.

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica consiste en reducir drásticamente el consumo de azúcar y alimentos ultra procesados, limitar las cantidades de carbohidratos y aumentar el consumo de grasas saludables (aguacate, aceite de oliva, coco, semillas de lino, mantequilla, frutos secos etc.) con la intención de alcanzar una plenitud física y emocional.

Si consumimos carbohidratos nuestro cuerpo utilizará esa energía que le damos, azúcares, en primera instancia para vivir. Cuando no le damos azúcar, debe tirar de las grasas, una fuente de energía más duradera.

La dieta ceto es para ti si:

  • Quieres sentirte bien física y mentalmente.

  • Más productividad y concentración en tu vida diaria y en el trabajo.

  • Mejorar la salud, tener un humor y estado de ánimo en niveles óptimos.

  • Si te interesa resetear tu metabolismo y que tu cuerpo se convierta en una máquina de quemar grasa hasta durmiendo.

  • Conseguir una pérdida rápida de grasa sin necesidad de hacer deporte y no volver a pasar hambre ni sufrir efecto rebote.

  • Aprender a cocinar recetas ricas, saludables y bajas en carbohidratos.

  • Mejorar la inflamación y tu sistema digestivo.

  • Comer de forma consciente para poder cumplir tus objetivos.

  • Tener menos gases como consecuencia de una reducción de ingesta de carbohidratos.

  • Mejorar el estado de tu piel.

  • Reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Un estilo de vida low carb

Queríamos responder de forma sencilla y directa cuál es la manera más fácil de comenzar este viaje y sobre todo por qué, ya que se trata de un viaje de no retorno. 

Porque no en todas las “dietas” hay que sufrir y hacer grandes esfuerzos. El ser humano necesita sentirse bien, el estrés y la ansiedad que generan la mayoría de dietas restrictivas las convierten en métodos insostenibles a largo plazo. Esta dieta no debe considerarse como dieta, sino un estilo de vida saludable y sostenible en el tiempo. Vamos a conseguir tener una flexibilidad metabólica y recordar a nuestro cuerpo a que re-aprenda a utilizar la grasa como fuente de energía, y a quemar la que nos sobra!

¿Cómo puedo comenzar en la keto?

Reduciremos la ingesta de los carbohidratos a un máximo de 30 g al día, tomamos proteínas de calidad de manera moderada y aumentamos la ingesta de grasas buenas sin miedo.

  1. Haz una limpieza de tu despensa de esos alimentos procesados, galletas, pasta, arroz que tienes en la despensa. ¡No los quieres ni ver! Igualmente con tu nevera, yogures industriales edulcorados, batidos, zumos, margarina, mantequilla industrial, carne procesada… bye bye!

  2. Sustituye los alimentos nocivos por otros que son igualmente sabrosos y además saludables. 

  3. Lee las etiquetas: a partir de ahora va a ser muy importante leer las etiquetas y asegurarte de que los alimentos que compres incluyen azúcar y no tengan valores altos en carbohidratos. 

  4. Prioriza los alimentos ecológicos y orgánicos y promueve el comercio local, acude a tu pescadería, carnicería o frutería más cercana.

  5. Consume grasas saludables (no consumas aceites vegetales). Puedes conocer en nuestro post cuáles son las grasas saludables.

  6. Practica deporte. Es necesario tener un estilo de vida activo. El deporte va a facilitar la entrada de cetosis y va ayudar a conseguir flexibilidad metabólica. Recomendamos ejercicios de alta intensidad y ejercicios de fuerza e ir combinándolos.

  7. Estudia, lee y aprende. Normalmente cuando hacemos una dieta hacemos lo que nos dicen sin saber exactamente qué hacemos. Infórmate. Si quieres comer un tomate, mira cuál es su IG, consúmelo con grasas saludables como aceite de oliva para evitar una subida de azúcar en sangre. Aprende a conocer cómo cambian los alimentos y cómo afectan en tu cuerpo según las diferentes maneras de cocinarlos.

  8. Mira las listas de IG de los alimentos, pesa los alimentos al menos durante el primer mes para tomar conciencia e intuición de cuántos carbs tienen y cuánto pesa un puñado de frutos secos (por ejemplo). Una vez conozcas los conceptos y hayas sido estricto con esto, sabrás adaptarte de forma natural en el futuro. 


verduras fondo marron yummy ceto 3.jpg

Alternativas a los alimentos convencionales:

Cuando empiezas en el estilo de vida keto, te surgen muchas dudas y piensas que es un dolor dejar de tomar ciertos alimentos que estás acostumbradx a tomar en tu día a día.

Para nosotras fueron varios: el pan, el arroz, la pasta, la pizza, la leche, la salsa de tomate, el azúcar y la harina de trigo para hacer repostería entre los más principales.

  • El pan bajo en carbohidratos es sin gluten y está hecho con harina de almendras y de coco y no lleva harina de cereales y es el sustituto ideal del pan tradicional. Puedes hacerlo casero en casa o comprarlo hecho aquí.

  • El arroz konjac es el sustituto saludable del arroz convencional. Se hace de la misma forma así que solo cambia que necesitas mezclarlo con una salsa porque éste no tiene ningún sabor. Encuentra el arroz konjac en esta tienda.

  • La fideos konjac es la sustituta de la pasta de harina de cereales. Puedes encontrarla en formato húmedo o en seco. Puedes encontrarlos aquí.

  • La pizza es una de las cenas que más nos gustaba disfrutar los viernes. Descubrimos que podemos sustituir la base por una hecha con queso (aún más rico) o la versión con coliflor que queda muy crujiente al horno. Te recomendamos que pruebes a hacer nuestra receta low carb de Pizza con base de coliflor!

  • La leche; aunque el consumo de lácteo no está prohibido, consumir leche no es recomendable, ya que la lactosa es el azúcar de la leche, y como bebida se ingiere demasiado rápido lo que nos provoca igualmente un pico de glucosa en sangre. En una dieta ceto limpia o lowcarb, el lácteo no es recomendable por muchas razones.Nosotras tomábamos leche de avena, que en una dieta lowcarb tampoco se recomienda, por sus antinutrientes, porque contiene gluten y por otros muchos factores. ¿Qué leche nos queda? Leche de coco y leche de almendra. Fíjate en la etiqueta que no contenga azúcares y contenga los mínimos carbohidratos posibles.

  • La salsa de tomate, la hacemos casera para pizzas o salsas. Compramos tomate natural triturado, lo sofreímos con aceite de oliva virgen ecológico y añadimos sal, pimienta y albahaca para darle sabor y aroma.

  • El azúcar permitido que usamos en nuestras recetas de repostería es el eritritol o xilitol, un edulcorante que no sube el índice glucémico. 

  • La harina de almendras y la harina de coco en vez de harina de trigo y es la base de múltiples recetas de repostería. Puedes echar un vistazo a nuestras recetas de dulces y repostería aquí.

Resumen:

La dieta cetogénica tiene muchos beneficios, pero además es la dieta más efectiva para perder peso. Apostamos principalmente por la calidad de los carbohidratos, dejando de tomar altas cantidades para conseguir acceder a las reservas de grasas almacenadas en nuestro cuerpo y para utilizarlas como fuente de energía. De esta manera nuestro cuerpo se convierte en una máquina de quemar grasas y lograremos de forma natural y definitiva establecer un estilo de vida saludable sostenido en el tiempo que impacte de manera positiva en nuestras hormonas, intestino y reduzca nuestra inflamación.

Te invitamos a conocer más detalles sobre la dieta cetogénica en nuestro artículo del blog que puedes leer aquí.

Descubre recetas keto: